Carcasa submarina Nauticam NA-D5-frontal

Nauticam para Nikon D5

5.618,00

Carcasa submarina Nauticam para Nikon D5.

Fabricada en aluminio marino, resistente al agua marina.

Palanca de liberación de objetivos sin extraer la cámara.

Acceso a todos los mandos de la cámara, incluso el multiselector.

Algunos botones de función, en color, para facilitar su localización.

Alojamientos para salidas HDMI, control remoto, hidrófono o válvula de vacío (Vacuum Check).

Posibilidad de trabajar con flashes electrónicos con conexión N5, S6 o Ikelite.

Doble salida para conexión óptica de flashes. Conexión eléctrica (opcional)

Monitor – grabador externo (opcional).

Visor estándar (incluido).

Visores magnificadores de 45º y 180º (opcionales).

Frontales: cúpulas, ojo de pez y planos para macro (no incluídos).

Aros de zoom y foco para objetivos Nikon, Tokina y Sigma.

Adaptadores para utilizar frontales de otras marcas: Aquatica, Ikelite, Subal, Sea&Sea, Seacam…etc.)

Sistema de bloqueo de frontales.

Doble empuñadura ergonómica.

Alarma de humedad acústica y luminosa.

Profundidad -10o m.

 

 

Comparar
Modelo de cámara

Nikon D5

Fabricante

Nauticam

Procedencia

Hong Kong

Material

Aluminio marino anodizado

Empuñadura

Doble

Posibilidades conexión flash

Ikelite, N5, Óptico

Profundidad

– 100 m.

Alarma de humedad

Acústica y luminosa

Acceso mandos cámara

Acceso total funciones

Frontales

Cúpulas, Ojo de pez, Planos, No incluídos

Dimensiones

357mm x 224mm x 148mm

Peso

3.670 g

garantia

Esta carcasa está garantizada por 2 años ante defectos de fabricación. La primera inmersión que realice con ella, deberá hacerla SIN CÁMARA en su interior, actuando sobre todos los mandos y botones de la misma si es rígida y apretando lateralmente con las 2 manos si es flexible. Para realizar esta prueba, la carcasa deberá llevar puesta la tórica principal (excepto las Ewa Marine), montado el frontal y cerrada. En Ewa Marine, montado el cierre metálico con los pomos roscaados, perfectamente apretados. Es muy importante que vaya totalmente vacía, sin papel, ni otro elemento que pueda dejar residuos dentro de la misma. Una vez en superficie y tras verificar que es totalmente estanca, ya puede introducir la cámara y empezar a disfrutar de su equipo.

Todos los equipos vienen testados de fábrica, pero hay que recordar que desde su origen se producen traslados largos en ocasiones, hasta su destino. Es por ello por lo que se debe verificar su perfecto estado de estanqueidad. Ningún fabricante se hace responsable del equipo que aloja el interior de la carcasa. La garantía de las carcasas no cubre en ningún caso ningún desperfecto de la cámara que contiene. Del mismo modo, ninguna garantía de cámaras fotográficas cubre daños por entrada de líquidos. Tiene más información de como testar y mantener su carcasa en Kanau School Para su tranquilidad, existen seguros específicos para asegurar los equipos de imagen submarina.