fbpx

7 consejos para convertirte en un buen fotógrafo de naturaleza

Orangután en Borneo ©Javier Parrilla

 

Javier Parilla es uno de los fotógrafos de naturaleza más queridos por todos los que formamos Kanau. Con más de 15 años dedicados en cuerpo y alma a la fotografía, nos sigue maravillando con sus imágenes de los leones del Serengueti, los osos polares del Ártico, gorilas centroafricanos, tiburones blancos de Guadalupe o, ya más cerca pero igual de espectaculares, sus rapaces ibéricas.

Viajero incansable y siempre dispuesto a compartir sus experiencias y consejos, Javier, fotógrafo oficial de Olympus para fotografía de naturaleza y con decenas de colaboraciones en medios de comunicación, colabora en nuestro blog proporcionándonos 7 claves que le han ayudado a convertirse en el excelente fotógrafo de naturaleza que es.

 

Hembra de oso polar en Svalvard. ©Javier Parrilla

 

1. Ama la naturaleza

El primer paso para conseguir buenas fotografías de naturaleza es amarla intensamente. Es la única manera de mostrar la belleza que guarda. Si no eres amante y defensor de la naturaleza y de sus especies va a ser imposible que captes una buena fotografía.

2. Respeta la naturaleza

No podemos conseguir la fotografía a cualquier precio. Muchas veces vemos fotógrafos adentrándose a hacer fotografías en lugares donde no se debe como, por ejemplo, zonas de anidamiento, o que cortan ramas porque les molestan para realizar determinada captura. Siempre que nos adentramos en la naturaleza tenemos que respetarla al máximo y defenderla.

3. Estudia las especies que vas fotografiar

Conocer a fondo la especie en particular que queremos fotografiar marca la diferencia. Si es el caso de un águila real el animal que queremos fotografiar, será muy importante conocer lo máximo posible acerca de su comportamiento como por ejemplo cuál es su alimentación, hábitos de caza, épocas de reproducción, cómo son y dónde suelen ubicar sus nidos, qué sonidos realizan… y hacer un seguimiento sobre ese comportamiento, analizarlo y detectar patrones.

 

Javier organiza viajes y salidas especiales para fotografiar rapaces ibérica como este Águila Real. ©Javier Parrilla

 

Conocer profundamente a cada especie y su entorno ayudará también a respetar y conservar la naturaleza ya que sabremos si debemos o no adentrarnos en determinados lugares, y si podemos hacerlo de determinada manera y en ciertas épocas. Intentar hacer el menor daño posible se consigue teniendo mayor conocimiento de cada especie y de la zona que habitan. Además, ese conocimiento nos permitirá tener mejores resultados ya que conocer el comportamiento y costumbres de cada especie nos facilitará anticiparnos a sus movimientos para obtener la fotografía que queremos.

4. Sé silencioso y paciente

En fotografía de naturaleza pasamos muuuuuchas horas en escondites y es muy importante tener paciencia y ser cautos y silenciosos. A veces dedicamos 10 o 12 horas a permanecer escondidos buscando hacer una fotografía que en ocasiones no terminamos haciendo porque el animal ni siquiera ha aparecido. ¡Algunas de mis mejores fotos me han llevado meses de trabajo!

5.  Conoce tu equipo

El conocimiento profundo de tu equipo te permitirá aprovechar todo su potencial. Hay muchos fotógrafos que se han gastado fortunas en equipos súper profesionales de los que prácticamente ni se han leído el manual y no saben utilizarlos. Saber configurar el equipo y aprovecharlo al máximo solo se consigue estudiándose las instrucciones y realizando pruebas constantes, poniéndonos en situaciones difíciles. Con buena luz hasta con un móvil decente puedes conseguir buenas fotografías, pero cuando la luz es escasa, en condiciones de lluvia o niebla o el animal a fotografiar se mueve muy rápido, usar correcta y rápidamente el equipo es vital. Saber configurar el equipo para cada momento es muy importante.

Pulpo de anillos azules (Hapalochleana lunulata) © Javier Parilla

 

6. Consigue un equipo ágil

No es lo mismo hacer fotografías de pájaros estáticos que hacer fotos de aves rapaces en movimiento o de animales en estampida en un safari en África. La agilidad de un equipo liviano es de lo mejor que podemos tener para hacer buenas fotografías de naturaleza. Siendo ligeros evitaremos llevar trípodes o rótulas especiales y sobre todo no nos perderemos buenas fotografías. Para esto yo confío mucho en los equipos ligeros de Olympus que me dan la posibilidad de tener, por ejemplo, un 1.000 mm con un peso total de menos de 2 kg. Todo un lujo que hace que gane muchas fotos de vuelos. Y no olvidemos que un equipo liviano será además más fácil de esconder y camuflar.

7. Aprende de tus errores…

…y sé tu mayor crítico. La experiencia me ha enseñado que estas dos premisas, junto con la capacidad de valorar negativamente mis propias fotos, han hecho que cada vez me esfuerce más en conseguir mejores imágenes. Hay muchos fotógrafos que, solo por el hecho de ser tratarse de sus propias imágenes, considera que son buenas fotos. Durante toda mi carrera no he hecho más que ver y analizar fotos de grandes fotógrafos para, después, intentar valorar las mías. Aprende de los errores, escucha a cualquier fotógrafo que tenga un consejo para ti y no te permitas como válida cualquier foto que hagas.

Share this Post!