7 consejos fotografia submarina

7 consejos para iniciarse en la fotografía submarina

Es evidente que cada vez son más los buceadores que se sumergen con cámaras, y algunos de ellos antes incluso de comprarse sus primeras aletas ya se han hecho con una cámara submarina. Para todos ellos, para los que se quieren iniciar en la fotografía submarina, hemos recopilado 7 consejos que les ayudarán a tomar mejores fotos y de paso ahorrarse unos cuantos euros a la hora de comprar su primer equipo.

1. Aprende a bucear bien

Parece obvio pero es mucho más importante de lo que parece. El control del equipo es fundamental y al principio, en las primeras inmersiones, nos faltan manos. Entre encontrar la tráquea, buscar el manómetro y la máscara que se nos empaña a veces, si además tenemos que llevar la cámara y hacer fotos, al final ni buceamos en condiciones ni hacemos fotos. Lo primero para poder hacer buenas fotos bajo el agua es estar a gusto buceando y conseguir mantener una flotabilidad neutra frente al objeto que queremos fotografiar.

Cuando estamos buceando cualquier elemento ajeno al equipo con el que hemos aprendido a bucear, como en este caso puede ser el equipo de fotografía, nos puede hacer perder la noción de la profundidad a la que estamos, poniendo en peligro nuestra seguridad. Además ten en cuenta que debajo del agua pensamos mucho más despacio con lo que el control del equipo y de la flotabilidad es una norma de obligado cumplimiento. Más si queremos hacer fotos. 

buceadora AqualungUn buen control de la  flotabilidad es la base fundamental para estar cómodos bajo el agua

2. Elige el equipo de fotografía más adecuado a tus características

En buceo nunca es buena idea guiarnos por lo más barato, en fotografía tampoco. Elige tu equipo de fotografía submarina en función, no solamente tu poder adquisitivo, si no de la fotografía que vas a hacer, de las inmersiones que realizarás y de si es un equipo exclusivo para el agua o también para tierra. Ponerse en manos de profesionales, es garantía de comprar una sola vez, como casi todo en esta vida.

Para la fotografía subacuática antes solo teníamos dos opciones: réflex o compactas, pero ahora hay una más: las cámaras sin espejo. Estas cámaras están ganando cada vez más cuota de mercado y es muy posible que en pocos años las réflex solamente se queden en la gama alta ya que las sin espejo nos permiten la mismas posibilidades que una reflex pero además con bastante menos peso y en muchos casos con más prestaciones.

Las cámaras compactas son una buena opción para iniciarse en la fotografía submarina ya que nos permiten posibilidades muy interesantes como trabajar angular y macro a la vez en el mismo equipo. Estas cámaras nos van a permitir un primer contacto con el mundo submarino de manera sencilla consiguiendo imágenes de muchísima calidad.

Por último, no te obsesiones con los modos de fotografía. Da igual si las haces en manual o automático. Los modos de la cámara están para usarse y cuando estamos empezando lo importante es conseguir resultados preocupándonos lo menos posible por la cámara y manteniendo toda la seguridad para nosotros mismos y el entorno. Dispara con lo que te sientas más cómodo, aquí te contamos por qué.

Equipo submarino OlympusPonte en manos de profesionales que te asesoren sobre las opciones según tus necesidades.

3. Necesitarás luz

También parece un consejo obvio, pero hay buceadores que se compran un equipo maravilloso pero no iluminación porque consideran que es un accesorio que se añade más adelante al equipo.

En el agua según descendemos vamos perdiendo colores. A partir de 5 metros desaparecen los rojos, desde los 7 metros ya no tenemos naranja y a los 10 metros los amarillos no existen. Desde los 10 metros de profundidad, con luz natural, todo es azul y verde.

La luz no es un accesorio, es un elemento fundamental a la hora de hacer fotografía submarina, así que si queremos hacer buenas fotografías bajo el agua tenemos que hacernos con flashes o focos que acompañen a nuestra cámara. Estamos acostumbrados a que la luz en tierra sea “gratis y para los que piensan que los flashes o los focos son caros recordar que practicamos un deporte que pagamos hasta el aire que respiramos.

La luz es la base fundamental en todo tipo de fotografía

4. Más cerca, siempre

En fotografía, ya sea terrestre o submarina, se cumple siempre una máxima que dijo Robert Capa y es que: “si tu fotografía no es lo suficientemente buena es que no estás suficientemente cerca”.  Esta premisa es más importante bajo el agua ya que ésta actúa como un filtro natural que hace desaparecer los colores. A ello hay que añadir que en el agua encontramos partículas en suspensión que restan nitidez a nuestra fotografía. Así que, realizando fotografía submarina, siempre lo más cerca posible del objeto a fotografiar.

Bajo el agua es fundamental tener un buen angular y un buen macro, básicamente porque solamente hacemos estos dos tipos de fotografía. Es cierto que podemos irnos a fotografía con ojo de pez hasta gran angular, super macro, modo microscopio y un montón más de posibilidades pero todo se resume en que buceando hacemos fotografía de vida grande y de vida pequeña. Para los bichos grandes necesitamos un angular y si estamos trabajando con una cámara compacta, lentes con las que le ganemos angular.

La foto macro por su parte es muchísimo más agradecida al ser fotografía de aproximación, con poca agua de por medio, y además optimiza más la luz que utilicemos. Cuando le sumamos los desenfoques de los objetivos macro hace que con este tipo de foto consigamos fotografías espectaculares, más si nos vamos a un entorno donde la vida macro es especialmente bella. Las texturas que podemos capturar en los corales, por ejemplo, también son un bonito motivo fotográfico.

Pez ranaCuanto más cerca estemos del sujeto mejor calidad de imagen obtendremos.

5. Siempre haz las fotos en RAW

Te aconsejamos que siempre tires en RAW porque bajo el agua toda información que tengamos de la fotografía es poca. Cuando le decimos a la cámara que dispare en jpg realiza una serie de compresiones de balance de blancos, enfoque, contraste, color o nitidez que resta información de la imagen. Después le envía esa información al procesador que la vuelve a comprimir para finalmente mandarla a la tarjeta de memoria de la cámara.

Esos procesos hace que perdamos mucha información que se resume en una pérdida evidente de calidad. Sí, tirando en RAW después tendremos que procesar y editar las imágenes, como cuando trabajábamos en analógico, pero tendremos todos los ajustes de color, tono, enfoque, rango dinámico o saturación para poder tener al final un resultado infinitamente. mejor.

otogfotografo con equipo submarino

Si fotografías en RAW no tienes pérdida alguna en tus fotos.

6. Usa filtros y lentes de aproximación

Los filtros correctores de color, que se pueden utilizar tanto en compactas como en otro tipo de equipos, sean reflex, sin espejo o incluso para el modo vídeo de las cámaras de fotos, filtran los tonos azules y devuelven los colores que vamos perdiendo por la profundidad y la distancia.

También es interesante usar lentes de aproximación que podemos añadirles a los frontales de las cámaras. Son lentes de aumento que funcionan como lupas y permiten sacar muchísimo más detalle del mismo sujeto, pudiendo quitarlas y ponerlas bajo el agua. Existen múltiples factores de magnificación (5x, 10x, 12x, 15x…) que indican los aumentos que tiene la lente, pudiéndose incluso roscar unas sobre otras.

Aquatica double flip holder animacion

Existen numerosas posibilidades de lentes y soportes para facilitar el trabajo bajo el agua

7. No alteres el medio para hacer fotografías

Dejamos para el final el más importante de todos los consejos y con el que suelo empezar todos mis cursos: nunca alteres el medio, el océano no es un estudio de fotografía. Somos unos privilegiados pudiendo sumergirnos y ver las joyas que hay bajo el agua, y así debemos mantenerlo para las siguientes generaciones de afortunados que bucean. Da igual que sea en el mar, un río o un pantano, pero si el animalito que vamos a fotografiar no está donde nos gusta, o nos esperamos o buscamos otro animalito. Nunca nos tumbamos en un arrecife, de ninguna manera romperemos o nos apoyaremos en un coral para hacer una fotografía, no moveremos de sitio un nudibranquio. Nuestra obligación como buceadores y fotógrafos es salvaguardar un medio muy valioso que desgraciadamente estamos deteriorando a un ritmo demasiado rápido.

buceador mamarrachoNo nos podemos apoyar para conseguir una foto. El medio es muy vulnerable además de peligroso

 

Autor: Juan José Sáez

www.juanjosesaez.com

Share this Post!