fbpx
frontales-blog

Fotografía submarina: frontales y lentes

Vamos a entrar más en profundidad en los diferentes tipos de carcasas submarinas y los materiales de construcción de las mismas para los tres tipos de cámaras: compactas, réflex y sin espejo (CSC).

La carcasa para una cámara réflex o una CSC es únicamente el “recipiente” estanco donde se alberga la cámara, el equivalente al cuerpo de la cámara. Dependiendo del objetivo con el que deseemos trabajar deberemos montar, en la parte delantera de la carcasa, un frontal, que sería el equivalente al “recipiente estanco” del objetivo y que puede tener en su parte delantera forma esférica, (cúpula), que se utiliza fundamentalmente para objetivos angulares o forma plana que se utiliza fundamentalmente para objetivos macro. Esto no quiere decir que con un angular, que no sea extremo,  no se pueda utilizar un frontal plano pero lo más recomendable es utilizar los frontales según esta premisa. Todos los fabricantes, para cada modelo de carcasa tiene un “system chart” o carta de configuración de frontales en la que indican todos los objetivos con los que se puede trabajar para ese modelo de carcasa, que como recordaremos corresponde a un solo modelo de cámara y las posibilidades de configuración de el o los frontales para ese objetivo concreto. Dependiendo de la longitud física del objetivo, pues no mide lo mismo un objetivo de focal fija que un tele corto, hay que intercalar entre el frontal y el cuerpo de la carcasa aros de extensión de una medida determinada para que el objetivo no choque contra la parte interna del frontal y lo más importante, que tenga la distancia correcta para que no se produzcan efectos ópticos que arruinarían las fotos que realicemos. Todo esto se encuentra perfectamente detallado en las cartas del sistema de los fabricantes que por supuesto han realizado pruebas en el agua para determinar qué objetivos tienen cabida en sus carcasa y con qué distancias focales, diámetros de cúpulas, etc.  para obtener el mejor rendimiento y calidad óptica.

frontal-plano

FRONTAL PLANO

Veamos por qué hay cúpulas y frontales planos. Cuando  la luz entra en el agua se producen cuatro fenómenos físicos que podemos ver con más detalle en el capítulo que dedicamos a la LUZ, pero sobre todo uno de ellos es el que afecta al comportamiento óptico de nuestras lentes en el agua. Cuando nos ponemos una máscara de buceo por primera vez, percibimos todo lo que vemos como si estuviera más próximo y su tamaño fuera mayor, exactamente un 25% más cerca y un 33% más grande. Esto se debe a la refracción (cambio de dirección) de la luz al cambiar de medio, aire-agua y tener, éstos, densidades diferentes, independientemente de que al pasar del aire al agua la velocidad también cambia. Si nos fijamos un poco en una máscara de buceo nos daremos cuenta que tiene los cristales planos y a una cámara dentro de una carcasa con frontal plano le sucede lo mismo que a nosotros, “ve” más cerca y más grande, lo que significa que perderá cobertura angular del objetivo, por ejemplo, un 100 mm, tras un frontal plano se convierte en un 133 mm. Alguno pensará ¡qué bien! tengo más tele, pues no, estamos debajo del agua y esto, que en tierra puede representar una ventaja, bajo el agua es un inconveniente debido a que, para sacar la misma imagen me debo de alejar, con lo que tendré más agua de por medio lo que redundará en que la luz de los sistemas de iluminación no tendrá el mismo rendimiento y además, posiblemente, habrá más partículas en suspensión entre el sujeto y la carcasa, que por muy bien que posicione mis flashes saldrán en la foto. En fotografía submarina la famosa frase de Robert Capa: “si tu foto no es lo suficientemente buena es que no estás lo suficientemente cerca”, cobra su máximo exponente.

frontal-cupula

CÚPULA

Sin embargo un frontal con forma de cúpula se comporta de una forma diferente. Una cúpula es una parte perfecta de una esfera y como he comentado antes se utilizan fundamentalmente para objetivos angulares y ojo de pez. Las hay de diferentes diámetros, precisamente para que su rendimiento bajo el agua sea el óptimo para ese o esos objetivos. Una cúpula puede ser útil para varios objetivos, simplemente intercalando los aros de extensión que el fabricante determine en su carta de configuración, por ejemplo Olympus tiene una cúpula que, de forma directa, vale para el M. Zuiko 12-40 y el 8 mm y si se intercala un aro de extensión también podremos utilizar el M. Zuiko 7-14, lo que nos permite trabajar con los 2 angulares extremos y el polivalente 12-40, sin tener que montar cúpulas de diferentes diámetros, con el coste y a la hora de viajar los inconvenientes que conlleva.

El comportamiento óptico de las cúpulas, bajo el agua, es diferente a los frontales planos. No voy a entrar en datos técnicos que sirven de muy poco, pero debemos saber dos aspectos fundamentales de estos frontales esféricos, primero, que la focal que tenemos en el agua es la misma que en tierra, no hay factor de multiplicación pues por su construcción y como incide la luz al entrar en ella no perdemos nada de focal, es decir si llevamos un 100 mm, tenemos un 100 mm y segundo que cuando fotografiamos con una cúpula, la imagen que estamos viendo a través del visor o la pantalla LCD de nuestra cámara, realmente no se encuentra en el sitio que está, se produce una imagen virtual que está más cerca, pero es del mismo tamaño. ¿Por qué explico esto si en teoría no afecta a la foto? pues para volver a incidir en que cuando vamos a adquirir un equipo de foto submarina, ponernos en manos de buenos profesionales que sepan todas las variables, es fundamental. Casi todo se puede comprar por internet, es más, algún amigo experto nos va a dar la configuración “correcta” para nuestro equipo pero hay muchos aspectos que se le pueden escapar y uno de ellos es que si la cúpula no es la correcta en cuanto a diámetro o si hay aros de extensión y no son de la medida adecuada la imagen virtual puede estar dentro del rango que el objetivo no puede enfocar, por ejemplo si nuestro objetivo enfoca a una distancia mínima de 20 cm.  y la imagen virtual en el agua se produce a 18 cm, no la va a enfocar, precisamente por eso los fabricantes invierten muchos recursos en I+D y en adecuar sus productos a que el comportamiento sea el correcto en un elemento para el que las cámaras no han sido diseñadas por los ingenieros, el agua.

gran angular humedo

GRAN ANGULAR HÚMEDO

Hemos hablado de réflex y CSC pero hay compactas, cada vez más, que dan unos resultados espectaculares en el agua y que también tienen carcasa. La inmensa mayoría de las carcasa para compacta tienen el frontal plano y no hay posibilidad de cambiarlo, con lo cual se producirá una perdida del ángulo de visión de la cámara. Si una compacta tiene un angular de 21mm (comparado con 35mm) dentro del agua y tras el frontal plano de su carcasa se convierte en un 27,3 mm, ¿no podemos hacer nada?, la respuesta es sí. La mayoría de las carcasas estancas para compactas, en la parte del frontal, montan un barrilete con rosca que permite poner: cúpulas y lentes correctoras tanto para ganar angular como lentes de dioptrías que permiten aumentar al factor de magnificación de las características macro de la cámara. Veamos como funcionan; si roscamos una cúpula específica para nuestra carcasa compacta lo que conseguimos es recuperar la focal de la cámara. En el ejemplo anterior del 21mm de angular, que se había convertido en un 27,3 tras el frontal plano recuperamos el 21 mm, simplemente con roscar la cúpula. También existe la posibilidad de lentes angulares que lo que hacen es multiplicar el angular de la cámara por un factor determinado. Una lente que tenga un factor de 0,59x convertiría nuestro 21 mm del ejemplo en un 12.39mm en el agua, lo que hace que podamos acercarnos más al sujeto a fotografiar, optimizando el alcance de los sistemas de iluminación y al haber menos agua de por medio, menos posibilidades de partículas que ensucien la foto. Estas lentes son denominadas “lentes húmedas” lo que quiere decir que las podemos poner y quitar bajo el agua, dependiendo de la toma que queramos hacer, angular o macro, pues recordemos que van roscadas en el barrilete de la parte externa de la carcasa. Este aspecto proporciona una polivalencia excelente a la hora de realizar inmersiones en las que podamos encontrarnos vida grande y pequeña pues simplemente con ponerlas y quitarlas podremos capturar los dos tipos de fotografía ya sean angulares o macro. Esto en una réflex o CSC no es posible, si llevamos montado un ojo de pez y vemos una pequeña gambita en una anémona podremos disfrutar observándola pero no vamos a poder hacer una foto de primer plano como la haríamos con el objetivo macro, obviamente.

lente-de-aumentos-humeda

LENTE DE AUMENTOS HUMEDA

Las lentes macro, son lentes de aumento que, igual que las angulares, se pueden montar roscadas en el frontal plano de la carcasa. Estas lentes, también son húmedas y su factor de aumento va desde un +5 a +10, +15 o incluso +20. Dependiendo del fabricante existen modelos que se pueden roscar entre ellas con lo que llevando, por ejemplo, una +5 y una +10 que podemos utilizar individualmente al roscarlas tendremos un factor equivalente a una lente de +15 aumentos. Cuanto mayor es el factor de aumento y, dependiendo de la focal que tenga la cámara, trabajar bajo el agua con ellas puede complicarse bastante debido a la profundidad de campo tan pequeña que tendremos, unido a que bajo el agua en la mayoría de los casos, no nos podemos apoyar para hacer la foto debido a la fragilidad del medio y el daño que podríamos ocasionar o incluso ocasionarnos pues, en los arrecifes, habitan especies muy peligrosas y muchas veces muy difíciles de ver debido a su capacidad mimética para confundirse con el entorno.

La industria de la fotografía submarina incorpora cada vez más accesorios para que los equipos de imagen tengan cada vez más posibilidades y poder ir ampliando nuestro equipo en función de las necesidades de las tomas a realizar.

Juan José Sáez Méndez

Share this Post!