Envíos GRATIS a partir de 100€ de compra +info

Olympus E-M1 Mark III…evolución.

CAMARA SIN ESPEJO OLYMPUS O MD E M1 MARK III

La tercera versión de la Olympus E-M1 acaba de nacer. La E-M1 Mark III ha llegado al mercado pisando fuerte con innovaciones, a la vez que continuidad en otros aspectos, pero con una clara misión;  satisfacer las exigencias de los usuarios profesionales o aficionados más exigentes que quieran hacer «las cosas fáciles».

El nuevo procesador TruePic IX es el encargado de dar soporte a muchas de las funciones de esta espectacular cámara que he tenido el privilegio de probar a fondo una semana antes de su lanzamiento. Yo, que trabajo habitualmente con la E-M1 Mark II, he notado una evolución notable en la Mark III. Aunque mi campo de trabajo es la fotografía submarina y en entorno acuático, soy fotógrafo, por lo cual mi ámbito fotográfico abarca, a priori, cualquier otra disciplina. He visto en RR.SS, en este último mes una serie de críticas, basadas en rumores, en las que se «criticaba» negativamente que la nueva cámara incorporaba cosas de la E-M1X…¡¡¡ pues mira que bien !!!, es verdad, incorpora algunas, mejora otras y añade alguna otra novedosa hasta la fecha, como siempre que sale un modelo nuevo, sea de equipo fotográfico de lavadora o de coche, se aprovecha lo ya desarrollado y se introducen mejoras.

Estructuralmente es muy parecida a su antecesora la Mk II con la incorporación en su parte trasera de un joystick que hace muy rápido e intuitivo el cambio dentro de los menús, los puntos de enfoque etc. Esta ubicación hace que el botón info se desplace donde antes se encontraba el menú por lo que este último ahora se encuentra en la parte superior izquierda.
El sensor de 4/3 ofrece una resolución es de 20.4 millones de píxeles y una prestaciones excepcionales debido al procesador de última generación que incorpora. Viene con 2 slot para tarjeta con lo que a una le podemos asignar la toma de fotos en RAW y a la otra en JPG, una para foto y otra para vídeo, la primera para todo y la segunda para hacer una copia de seguridad, etc.
El estabilizador de imagen de 5 ejes es capaz de compensar 7 pasos y con objetivos estabilizados como el 12-100 o el 300 mm hasta 7,5 pasos. En las pruebas que realicé pude disparar desde una pasarela en el Pº de la Castellana en Madrid, con esta oscilando arriba y abajo, a pulso, a 3″ de exposición con los resultados que se pueden apreciar en la fotografía siguiente.


La fotografía del agua sedosa ha sido realizada con una exposición de 4″ activando en el menú los filtros ND que incorpora la E-M1 Mark III de hasta 32 EV. Estos filtros son imprescindibles cuando no podemos bajar más el ISO, cerrar más diafragma y queremos una velocidad de exposición baja. Sin estos filtros no habría podido realizar esta toma.

FOTO DE LARGA EXPOSICIÓN CON E M1 MARK III
El enfoque es muy rápido y preciso debido a las cualidades del sensor AF con 121 puntos de enfoque con detección de fase lo que permite que casi el 80% de encuadre esté a foco.

Puedes seleccionar los puntos de enfoque que quieres para cada toma dependiendo del motivo que pretendas fotografiar y gracias al joystick trasero, moverte por todos ellos con mucha rapidez y precisión. Por si fuera poco, puedes dar mayor rapidez a situar tus puntos de enfoque, dependiendo de lo que vayas a hacer, seleccionando en el menú cuantos puntos de enfoque, tanto verticales como horizontales quieres,  para pasar rápidamente de la parte derecha del encuadre a la izquierda o de arriba abajo. Esta nueva función permite personalizar tu enfoque en función del sujeto a fotografiar, por ejemplo en deportes. Imagina un partido de tenis en el que tienes que enfocar al lado derecho a un jugador y rápidamente en el lado izquierdo al otro y quieres que en la foto te salga cada uno en su sitio pues es tan fácil como cuando haces el movimiento de izquierda a derecha mediante el joystick cambias rápidamente los puntos de enfoque que en este caso habrías elegido verticales.


El nuevo procesador y el estabilizador de imagen son los encargados de gestionar que puedas disparar a pulso imágenes en alta resolución de 50 megapíxeles. Montada en un trípode la E M1 Mark III te permite hacer fotos de hasta 80 megapíxeles.

En el dial de modos tienes a tu disposición 4 modos personalizables a los que puedas asignar parámetros para crearte 4 tipos de foto «a medida» diferentes, dependiendo de tus prioridades o del trabajo que quieras realizar en cada momento, cambiando de uno a otro de forma rápida y con la certeza de que cada parámetro seleccionado lo has elegido tú porque así te conviene para ese tipo de toma.
Los modos de enfoque han sido mejorados, siendo todavía más precisos que en modelos anteriores. Un nuevo modo de detección de rostro y ojos nos facilita enormemente el trabajo en retrato pues además de la precisión es capaz de detectar el aspecto morfológico de la cara y aunque la persona se mueva entre otras no dejaría de enfocarla una vez seleccionada.
Otro modo de enfoque que incorpora esta cámara es de astrofotografía o cielo estrellado. Cuando se hace astro fotografía el enfoque se suele hacer en manual, con un alto porcentaje de error en la foto. Cómo además, este tipo de foto es de larga exposición detectamos que la foto está bien o mal enfocada una vez que se ha terminado de realizar y si no es muy visible en desenfoque,  solamente cuando la vemos en la pantalla del ordenador. Con este modo que, utiliza un nuevo algoritmo, permite el enfoque preciso para este tipo de tomas de estrellas y constelaciones.

En el dial de modos se han incorporado, bajo la denominación B, los programas de larga exposición que antes estaban al final del dial selector de velocidad. Es un acceso mucho más rápido para seleccionar el modo Live Composite en el que la cámara puede exponer hasta 6 horas seguidas sin quemar la foto y en la que vamos viendo en la pantalla cómo se incorporan las nuevas luces que van apareciendo. Si no aparecen pues no pasa nada, la cámara no va a grabar nada nuevo y el disparo terminará cuando nosotros apretemos el botón de disparo. El Live Time te permite ir viendo como se va sumando luz y cortas cuando quieras pero, cuidado que este modo sí puede llegar a quemarla. En el modo Bulb que es el tercer modo de larga exposición funciona como en cualquier cámara réflex pero le podemos decir mediante el menú que cada cierto tiempo nos enseñe cómo se está creando la foto lo que hace que el índice de acierto sea mucho mayor.


Con la E-M1 Mark III podemos crear Time Lapse de hasta 9.999 fotos y será la cámara, si así se le dice en el menú, quien, cuando finalice la exposición de la cantidad de tomas que hayamos programado, genere el vídeo correspondiente.  El único problema a tal cantidad de fotos podía ser la capacidad de la batería, pero en el caso de la E-M1 Mark III esto no es un problema pues la carga, además del cargador convencional de batería que viene de serie,  se puede hacer mediante USB lo que permitiría conectarla a un Powerbank o al mechero del coche o a la red y así tener la autonomía necesaria.

La velocidad de disparo en ráfaga sigue siendo sorprendente con 18 disparos por segundo o 60 si bloqueamos el AF/AE. Por otro lado el modo Pro Capture permite, mientras mantenemos el pre-enfoque la grabación de 35 fotos antes del disparo. Esto se produce pues, la cámara está grabando las fotos en el buffer y cuándo se produce el disparo las pasa a la tarjeta con lo que podemos asegurar el disparo en escenas que se producen más deprisa de lo que somos capaces de reaccionar.

Otra función que tiene y que viene heredada de modelos anteriores es la que nos permite determinar tres rangos diferentes de distancia de enfoque por ejemplo; de 0 a 1 m, de 2 m a 15 y de 16 a infinito. Esto hace que dependiendo del rango que tengamos elegido no busque en enfoque fuera de esos parámetros, aspecto muy útil para determinado tipo de fotografía. Yo le he utilizado mucho en fotografía submarina nocturna, por ejemplo. Hay que recordar que si tenemos dudas de la distancia a la que se encuentra ubicado un sujeto, la misma cámara nos permite medirla indicándolo en pantalla.

Limitador AF de OlympusEl vídeo de la Mark III se ha «hecho mayor» con respecto a su antecesora y nos ofrece distintas posibilidades de grabación; Vídeo en 4K, en C4K, Full HD y HD con velocidades de grabación de 24, 25, 30, 50 y 60 fps y un modo Full HD (1920 x 1080) en 120 fps que permite hacer Slow Motion directamente en cámara. El sistema de sonido en alta resolución permite la grabación estéreo Linear PCM 16 bit y con una grabadora PCM LS-P4 conectada por cable a la entrada de audio llegaría a una calidad de 24 bit. Otra de las características incorporadas de gestión de color es el OM log que permite un amplio margen en la gestión de color, luces y sombras y otros parámetros a la hora de post producción sin tener que preocuparnos tanto por «afinar» en la toma.

Su nivel de sellado es también sorprendente con objetivos M. Zuiko PRO llegando a poder mojarse como se aprecia en la foto sin problema alguno. Esto también en aplicable al polvo para usuarios que hacen fotos en ambientes polvorientos como fotógrafos deportivos que cubren rallys.

RESISTENCIA AL AGUA DE OLYMUS E M1 MARK III

En definitiva las sensaciones con esta cámara han sido muy positivas pues además a todas las prestaciones mencionadas, el tamaño sigue siendo muy reducido 13,4 cm de largo x 9 cm de alto y 6,9 cm de fondo y el peso es de los que enamoran: 580 g con batería y tarjeta, sin objetivo, lo que hace que en ningún momento tengas pereza en salir a hacer fotos aunque la jornada se prevea larga.

Texto: Juan José Sáez
Fotos: Juan José Sáez y Olympus España

 

 

Share this Post!

Descarga nuestro ebook gratuito de iniciación a la fotografía submarina

Suscríbete a nuestro boletín y recibirás el enlace para descargarlo.
Debe introducir un email válido
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse