Envíos GRATIS a partir de 100€ de compra +info

Probando el M. Zuiko Digital ED 150-400 F4.5 TC1.25x IS PRO

pruebas-del-tele-objetivo-M.-Zuiko-150-400-f4.5Después de mucho tiempo de espera ya podemos disfrutar del M. Zuiko Digital ED 150-400 F4.5 TC1.25x IS PRO. Este nombre tan largo y casi imposible de memorizar en su totalidad (ni falta que hace) es el que denomina, más familiarmente,  al teleobjetivo de Olympus M.Zuiko 150-400 f4.5. Era una de las novedades de 2020 más esperadas, pues de alguna manera, completa hasta el momento un catálogo de objetivos tele con focales potentes que empezó con el 75-300, continuó con el 40-150, el 300 y el 100-400 mm.

 

¿Qué tiene este objetivo que no tienen otros? Lo primero una calidad óptica excepcional, pues su sistema interno de lentes está formado por nada más y nada menos que 28 elementos distribuidos en 18 grupos, en los que una lente asférica ED (Extra Low Dispersion) de nueva generación y cuatro lentes súper ED son las encargadas de que se tenga una perfecta resolución, sin aberraciones ni sangrado de color incluso en las esquinas, aunque el diámetro del objetivo es importante, incluso utilizando la máxima luminosidad a f4.5. En escenas a contraluz, donde la mayoría de los objetivos “sufren”, el M. Zuiko Digital ED 150-400 F4.5 TC1.25x IS PRO consigue unos impresionantes resultados pues el revestimiento Nano Z de Olympus se encarga de que las imágenes tengan un extra de calidad y nitidez aún en situaciones de iluminación o entornos difíciles.

Sintema-lentes-M.-Zuiko-150-400Después de este “ladrillo” técnico que he soltado, pero que es conveniente saber para entender por qué se comporta así de bien este objetivo vamos a lo que realmente te importa como fotógrafo de naturaleza o deportes, que es el segmento prioritario a quién va dirigido este producto.

 

El diseño y acabado es una verdadera maravilla pues es un objetivo estéticamente bonito, muy bonito. Lleva un revestimiento resistente al calor que refleja los rayos infrarrojos de la luz solar para mantener la temperatura interior y que de esta manera el rendimiento óptico de las lentes sea el idóneo, incluso cuando la temperatura ambiente es muy alta, por eso el color gris ceniza clarito. Un aro embellecedor azul metalizado en la parte delantera contrasta con los anillos de enfoque y zoom recubiertos de goma negra que facilitan un agarre muy cómodo y eficaz permitiendo accionarlos aún con las manos mojadas sin perder el agarre pues este objetivo, en combinación con las E M1, está sellado y permite trabajar con él en condiciones atmosféricas o situaciones imposibles para otras marcas.  La lente en su contorno, también va recubierta de goma negra para evitar que se arañe, aunque el recubrimiento de flúor de la lente externa también evita arañazos, facilitando las labores de limpieza.

Construcción-M.-Zuiko-150-400-f4.5

Una vez que lo tienes en la mano te das cuenta del diseño tan cómodo con el que han colocado todos los mandos de un lado y otro. En el lado derecho, perfectamente accesible sin quitar el ojo del visor, tienes la palanca que activa el teleconvertidor 1.25x, así como el botón “set” que, en combinación con el mando preset del lado izquierdo, permite que memorices una distancia de enfoque determinada, a la que volver de forma automática cuando aprietas unos de los 4 pulsadores negros montado justo delante del aro de zoom. En el lado izquierdo de arriba a abajo tienes el mando delimitador de las distancias de enfoque, el AF/MF, el de estabilización, un botón dedicado de función (L Fn), el mencionado Preset y el de conexión/desconexión de la señal acústica de enfoque. Todos estos mandos, además de perfectamente accesibles llevan la nomenclatura grabada en negro para hacerlos muy visibles.

Controles-M.-Zuiko-150-400

El sistema interno de zoom mantiene siempre las mismas dimensiones externas del M. Zuiko Digital ED 150-400 F4.5 TC1.25x IS PRO que, para ser de una focal tan potente, son muy contenidas: 31,4 cm. Este aspecto hace que tanto el transporte, en una mochila fotográfica, como trabajar con él “a pulso” sea especialmente cómodo pues nunca tendremos el efecto “cabeceo” en la parte delantera tan perjudicial e incómodo para las muñecas cuando trabajamos con él, largas jornadas, pero claro todavía no te he dicho el peso… ¡solamente 1.875 gramos!. No está mal, ¿verdad?.  Esto es debido, en gran medida a que el cuerpo está fabricado en aleación de magnesio y el parasol en fibra de carbono.

Otra de las características que le hace especial es el tele convertidor incorporado que puede convertir la focal hasta los 1000 mm. Este teleconvertidor 1.25x, va incorporado en el objetivo mediante una cómoda palanca en la parte izquierda, como he comentado antes, accionable de una forma muy intuitiva para que no tengas que separar el ojo del visor de la cámara. Los tele convertidores MC-14 (1.4x) y el MC-20 (2.0x) son perfectamente compatibles con lo que puedes llegar a tener un 2000 mm con dimensiones y peso muy contenidos para ser un “pepino” de objetivo.

Tele-convertidor-1.25x-del-M.-Zuiko-150-400Y para ayudarte a que puedas trabajar “a pulso”, también incorpora un estabilizador interno, que se puede accionar o quitar mediante un botón deslizante en el cuerpo y que te permite compensar la estabilización hasta 8 pasos EV combinándolo con el estabilizador en 5 ejes de los últimos modelos de Olympus OM-D.

Esstabilizador-M.-Zuiko-150-400

Otra característica que, cuando hablamos de teles potentes casi nunca se considera, es la distancia mínima de enfoque y el factor de aumento (si es que lo tiene). En el caso del M. Zuiko Digital ED 150-400 F4.5 TC1.25x IS PRO, la distancia mínima de enfoque es de 1,3 m con un rendimiento espectacular en primeros planos y una magnificación de la imagen de hasta 0,57x (equivalente a 35 mm) que aumenta hasta 0,71x si se utiliza el teleconvertidor 1.25x incorporado lo que hace que, si bien, no es un objetivo macro tenga unas características de tele-macro que harán que no te pierdas casi ninguna foto.

M.-Zuiko-150-400-f4.5-enfoque-macro

En definitiva, a nivel personal y profesional te puedo asegurar que la espera ha merecido la pena. Es un teleobjetivo con una focal variable muy potente, con una luminosidad de f4.5 (f5.6 si activas el tele-convertidor incorporado) en todo el rango focal. Con un estabilizador de imagen incorporado que, sumado al de la cámara, nos permite hacer fotos increíbles a pulso con velocidades de disparo impensables si no es con trípode. Ligero, relativamente pequeño para la focal que tiene, con el que realizar largas jornadas fotográficas sin tener deseos de “regalarlo” cuando llevamos varias horas con él a cuestas. Sellado, por lo que aunque llueva o nieve o tengas una tormenta de arena, preocúpate de protegerte tú que él ya está protegido de fábrica. Rápido en el enfoque, increíblemente nítido y con un precio muy competitivo en comparación con su competencia, te puedo asegurar que es el teleobjetivo definitivo de montura micro cuatro tercios.

Texto:  Juan José Sáez.

Share this Post!

Descarga nuestro ebook gratuito de iniciación a la fotografía submarina

Suscríbete a nuestro boletín y recibirás el enlace para descargarlo.
Debe introducir un email válido
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse